domingo, 19 de abril de 2009

La condición



Tengo un barquito velero
está en mi imaginación
en ocasiones es negro
otras; es resplandor.

Izo a menudo las velas
que son color ilusión
y bordeando la costa
una mano me dice adiós

yo le invito a que embarque
el me dice que no
solo quiero que alcance
el sol de mi corazón

allí en alta mar
todo es de otro color

Deseo llegar a un puerto
Y he de remar yo.
Si despliego las velas
me vapulean con dolor.

No importa el esfuerzo
si pudiera llegar a la bahía
esa que quiero yo;
si existiera la categoría
de la negociación.

El precio es la barquita;
esa es la condición

Si doy mi velero
me quedo sin ilusión
sería todo negro
y esa no es mi aspiración..

1 comentario:

  1. Muy bella la poesía al barquito, y con mucho ritmo...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar