martes, 15 de septiembre de 2009

Triste ilusión



He leído un post de una entrañable amiga, “La mente es sana el cuerpo está sano también”.
No puedo negar que me ha impactado su escrito.
Con el permiso de ella y todo mi respeto, tengo que discrepar; mi mente creía que era muy sana y en cambio mi cuerpo no me acompaña.
Este hecho hace que la rabia se apodere de mí. Por lo tanto mi mente tampoco está sana.

Me sugiero miles de preguntas que no tienen nunca respuestas.
Me arropo al abrigo cálido de que mis preguntas, esas que espero con desesperación se resuelvan con respuestas que añoro y no consigo ni tan sólo imaginarlas y a pesar que sigo mirando hacia adelante en éste mi camino, la triste vida que me ha tocado asumir de tropiezos, equivocaciones, errores irreparables y enfermedad.
Aún así sigo siendo fuerte/débil a la vez, acunándome en el regazo de la vida.

Vivo ahora con esta triste ilusión de seguir viviendo el resto de mi vida.

paky

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada